Recuperando viejos olivos y plantando otros para ofrecerte nuestro propio aceite

Abr 9, 2021

Queremos elaborar nuestro propio aceite ecológico

Olivos para poder tener pronto nuestro aceite de oliva

Hemos recuperado los viejos olivos que se conservaban en la finca y hemos plantado nuevos olivos con la finalidad de producir, en un futuro, nuestro propio aceite.

En España se cultivan más de 200 variedades de aceituna. Cada una de ellas aporta sabores y aromas únicos. Atesoramos un rico patrimonio que nos ofrece unas inmensas posibilidades en la cocina: Arbosana, Alfafara, Argudell, Arróniz, Bical, Callosina, Canetera, Carrasqueño de Alcaudete, Carrasqueño de la Sierra, Castellana, Changlot Real, Gordal de Hellín, Limoncillo, Llumeta, Lucio, Manzanilla de Hellín, Morrut, Ocal, Pajarero, Palomar, Pequeña de Casas Ibáñez, Pico Limón, Picual de Almería, Rojal de Tarragona, Royal de Calatayud, Vallesa, Vera, Verdial de Badajoz, Verdial de Cádiz, Verdial de Huévar, Villalonga…y muchas más

Produciremos aceitunas de la variedad Arbequina, Lechín y hojiblanca

TAMBOR DEL LLANO es una granja ecológica donde nos hemos propuesto elaborar nuestro propio aceite de oliva virgen extra. Para ello hemos plantado ochenta nuevos olivos que se suman a los que ya teníamos en la finca. Más de un centenar de olivos que se reparten dibujando un paisaje contrastado con los alcornocales.

ARBEQUINA

Es la variedad característica de Cataluña (Tarragona y Lérida) y del Alto Aragón, aunque su cultivo se ha extendido a prácticamente todo el país. Toma su nombre de la localidad leridana de Arbeca.

HOJIBLANCA

Su cultivo se extiende fundamentalmente por las provincias de Málaga, Córdoba, Granada y Sevilla. Su nombre hace referencia al color blanquecino de las hojas. Esta variedad tiene la particularidad de que se usa tanto para la obtención de aceite como para su uso como aceituna de mesa.

LECHÍN

Esta es una de las variedades más extendidas en Andalucía, con fuerte presencia en la provincia de Sevilla, aunque también se cultiva en Córdoba, Cádiz y Málaga. Los aceites vírgenes extra de esta variedad destacan por el equilibrio entre los tonos verdes, picor y amargor. Son aceites muy frutados